Innovación y producción en un esquema colaborativo

Ciclo de charlas Hablando de Diseño
16 de junio de 2016, 10 h

Se llevó adelante el segundo encuentro del año del Ciclo de Charlas Hablando de Diseño.
IMG_1998IMG_2301

“Estamos siendo parte de la cuarta revolución industrial”. Esta frase resonó en el auditorio del INTI el jueves mientras la Directora de INTI –Diseño Industrial, Raquel Ariza y el sociólogo Mariano Fressoli hacían su presentación en el Ciclo de Charlas Hablando de Diseño.


Ariza, dio comienzo al encuentro presentando el estado del arte de la Industria 4.0 y describiendo cuáles son las aristas que la establecen. La celeridad de los cambios sociales trae consigo el desarrollo de un centenar de tecnologías, en este contexto la industria es empujada a adaptarse o de lo contrario quedar rezagada dentro del esquema productivo.

Hablando Diseno-7_webEl modelo integra la robótica, la realidad aumentada,  la impresión 3D entre otras. Estas tecnologías utilizadas adecuadamente pueden traducirse en oportunidades concretas ya que reducen instancias productivas y en consecuencia, mejoran estos  procesos. En este proceso son muchos puntos lo que aún están en discusión tales como la seguridad de la información, que se encuentra disponible en un espacio común, la nube.

Esta nueva forma de producción sube la apuesta y propone el desafío no sólo de la inclusión de las comunicaciones en los procesos, sino también la convergencia de espacios de trabajo, físico y virtual-  en función de una mejora en el proceso productivo, donde se puede controlar e intervenir en cada paso del producto sin importar donde se localiza físicamente.

El desafío o la cuestión es si nuestro país – con las capacidades de las que dispone – está preparado para asumir este cambio e incorporarlo.

Por su parte Mariano Fressoli, destacó los nuevos modos  en los que se organizan los saberes enfatizando en las formas colaborativas para la construcción colectiva de conocimiento.

Hablando Diseno-17_webEn este sentido, comentó que existen más de 500 FabLabs en nuestro país.  Estos son espacios físicos de producción a escala – que con normas generales- permiten la participación de cualquier persona  en pos de buscar soluciones a partir de los distintos saberes con los que cuenta cada uno cuenta.

La riqueza de la intervención interdisciplinaria que se promueve en los FabLabs, hace que cualquier proyecto se enriquezca de maneras impensadas. La modalidad de coworking  permite no sólo compartir espacios físicos y virtuales de trabajo, sino también equipamiento para desarrollar proyectos de manera independiente.

El planteo se basa en que el mejor experto para la resolución de un problema concreto no está en la empresa, está en la comunidad, el desafío es cómo llegar a ella. Estos espacios son accesos directos a soluciones construidas por muchos saberes sin perder el derecho sobre el proyecto.  A través de ellos se toma lo disponible, se mejora, se re-crea y se comparte.

Por el mismo camino va la ciencia. Por un lado todo aquel material producido por el Estado debe ser volcado y compartido en la sociedad, esto permite que se continúe la construcción de conocimiento a partir de lo existente. Se trata de una matriz de doble entrada, porque no sólo es dar, sino también recibir. La cultura de la ciencia abierta promueve la participación de todos los actores que lo deseen desde su lugar, pueden hacerlo desde blogs, hackatones científicos, videojuegos y todo aquello que pueda proponerse.

Ambas disertaciones concluyen con la incertidumbre de ser parte de un proceso que se está desarrollando por lo que no hay resultados finales, pero la innovación y su carácter novedoso invitan a seguir participando.

Ver video completo

Deja un comentario